Para colocar implantes dentales con éxito, el implantólogo debe contar con una base ósea suficiente y en buen estado. Son varios los tratamientos que se pueden aplicar en caso de una base ósea insuficiente: la regeneración ósea, la elevación del seno maxilar y la transposición del nervio dentario.

Transposición del
Nervio Dentario

Esta técnica se emplea en los casos en los que la pérdida de hueso mandibular es elevada. Durante la intervención, se retira temporalmente el nervio dentario inferior del canal mandibular. De esta manera, se logra aprovechar la máxima altura del hueso para anclar los implantes dentales a la basal mandibular y se respeta el nervio dentario.

¿En qué casos se recomienda una transposición del nervio dentario?

  • Cuando no hay hueso suficiente en los sectores posteriores de la mandíbula para colocar implantes de longitud adecuada. Este caso es frecuente en personas que han perdido los dientes posteriores de forma prematura.
  • Cuando la calidad del hueso no ofrece una estabilidad adecuada para la colocación de implantes.
  • Cuando la pérdida de hueso producida por tumores o traumatismos es muy grande.

En Clínica Qualitas, nuestros especialistas en cirugía maxilofacial valorarán qué técnica para la recuperación de base ósea es la más indicada para ti. Ven a vernos y nuestro equipo médico, con más de veinte años de experiencia y con gran prestigio en el sector de la Implantología, te asesorará y resolverá todas tus dudas.